08/12/2016

Aspirina para una piel sin manchas, cicatrices y acné

Peeling es una técnica y tratamiento dermatológico y estético que ayuda a desescamar y exfoliar profundamente el rostro a base de la aplicación de componentes químicos que ayudan a tener una piel tersa, suave, limpia, luminosa y sobre todo atenúa y elimina arrugas, manchas, cicatrices, etc.

Pero si deseas hacer tu peeling casero, te recomiendo usar aspirina y miel. El peeling también ayuda a eliminar y renovar las células muertas aclarando y mejorando la apariencia de la cara; en algunos casos también puedes usar el peeling casero de aspirina y miel para combatir la piel con acné leve (no recomiendo usar, ni aplicar en el rostro con acné excesivo o con lesiones fuertes, puede irritar el rostro).
La base de nuestro peeling casero es la Aspirina y por qué?. Es que la aspirina esta compuesta por ácido salicílico y se puede usar como un exfoliante profundo, además la aspirina tiene propiedades anti-inflamatorias, suavizando la piel y sobre todo ayuda a abrir y limpiar los poros obstruidos de la piel. El peeling también ayuda a eliminar y renovar las células muertas aclarando y mejorando la apariencia de la cara.

Por otra lado la miel, tiene propiedades antibióticas, antivirales, anti-inflamatorias, antialérgicas y al mismo tiempo hidrata, humecta y reconstruye la piel.

¿Cómo se Prepara este Peeling Casero?.

Necesitamos:

– 2 cucharadas de agua mineral o hervida
– 3 aspirinas
– 1 cuchara de miel
– Disolver todo hasta conseguir una mezcla completa.

Preparación
Coloca a remojar las aspirinas en el agua para que se ablanden y luego tritúralas hasta obtener una pasta.

Agrega la miel y mezcla muy bien

Modo de aplicación
Limpia muy bien todo el rostro antes de extender el tratamiento y luego asegúrate de aplicarlo con suaves masajes circulares.
Deja la mascarilla en la cara de 5 a 10 minutos y enjuaga.
Repite el tratamiento dos veces por semana si tienes la piel normal o grasa, y una vez si es de tipo seca.


Loading...