SOLO 2 GOTAS DE ESTE PODEROSO REMEDIO Y RECUPERA CASI EL 90% DE SU AUDICIÓN!

Puede que muchos de nosotros creamos que los problemas auditivos están asociados con la edad. Sin embargo, lo cierto es que este tipo de afecciones no pregunta la edad, sexo, raza ni estado social.

Todos podemos vernos afectados por este tipo de problema por más saludables que parezcamos. Por ello, es importante que sepamos qué hacer si llegamos a padecerlo.

Puesto que la audición es un sentido indispensable para la comunicación verbal, su mal funcionamiento puede dificultar el desenvolvimiento de las personas. Podemos tomar como ejemplo el trabajo: si no escuchas una orden, puedes ganarte una amonestación. Otro caso pudiera ser un conductor tratando de rebasarte, pero no escuchas su corneta, provocando un accidente.

Como vemos, este problema puede traernos graves consecuencias. Aunque actualmente hay muchas formas de tratar este padecimiento, aquí te hablaremos de una opción natural. Al iniciar este tratamiento, podrás reducir los problemas auditivos de forma sencilla y rápida. El ingrediente base para prepararlo es sumamente común: el ajo.

Ya sabemos que el ajo tiene miles de propiedades curativas y aplicaciones. Inclusive, este se haya envuelto en situaciones míticas, como que los vampiros le tienen terror. Sin embargo, esta vez hablaremos de cómo aplicarlo para solucionar problemas auditivos.

QUÉ NECESITAREMOS:
Ajo (tres dientes).
Aceite de oliva (un frasco).
Gotero
Algodón o gaza.

PREPARACIÓN Y USO: El primer paso es coger los dientes de ajo, pelarlos y lavarlos bien. A continuación, lo machacamos o trituramos bien untándolo con el aceite de oliva para extraer todo el líquido posible. Luego, tomamos el zumo extraído y lo colocamos en un gotero.

La sustancia conseguida, la dejamos reposar todo el día para conseguir un mejor efecto. Por último, aplicamos dos o tres gotas en cada oreja y bloqueando su salida con el algodón o gaza. Al aplicarlo, veras como gradualmente vas recuperando la audición.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA AUDICIÓN: El uso prolongado de los reproductores de MP3 puede afectar la salud auditiva. El riesgo aumenta cuando son utilizados en medio ambientes ruidosos. Especialistas advierten que el sonido del MP3 llega al conducto auditivo sin ninguna atenuación. El uso prolongado de los reproductores de MP3 puede afectar la salud auditiva. El riesgo aumenta cuando son utilizados en medio ambientes ruidosos, como por ejemplo, la calle o medios de transporte, entre otros.

La advertencia corresponde a la Mutualidad Argentina de Hipoacúsicos, entidad con sede en Buenos Aires que lleva años trabajando en la prevención del deterioro auditivo producido por el ruido.
Los equipos de MP3 se comercializan con dos clases de auriculares, los que pueden llamarse de tipo abierto, que se apoyan sobre el pabellón del oído, y los que van totalmente introducidos dentro del conducto auditivo (auriculares de inserción).

Ambos presentan un riesgo de daño auditivo mayor que el que podría ocasionar escuchar música a través de parlantes, inclusive a los mismos niveles de volumen. Además, por tratarse de equipos más livianos, con menos consumo de batería y capacidad de almacenar gran cantidad de música, su uso es más prolongado.

Alto riesgo El sonido del MP3 llega al conducto auditivo sin ninguna atenuación y si el auricular va introducido dentro del oído el nivel de energía sonora en la membrana timpánica es mayor. Si además son usados en la calle o en ambientes ruidosos los auriculares no bloquean los sonidos que vienen del exterior y éstos actúan como estímulos no deseados por lo que se tiende a aumentar el volumen para poder escuchar la música por sobre el ruido alcanzando niveles sonoros altamente riesgosos.

loading...

Comentarios