Tan solo dos cucharaditas de este Remedio al día y te olvidas de colitis, gastritis, úlceras, estreñimiento etc…

Ese elixir alquímico que transforman las abejas y que ha estado en la vida del humano desde la antigüedad. Pero aparte de su color seductor, tiene súperpoderes científicos que se añaden a su encanto. La miel tiene una composición química inusual que la mantiene fresca indefinidamente sin echarse a perder (como se ha visto en frascos recuperados de tumbas egipcias).

Es particularmente baja en humedad y extremadamente ácida, lo que la hace un territorio inhóspito para bacterias y microorganismos. Y además de ello, las abejas añaden un enzima, la glucosa oxidasa, que crea el peróxido de hidrógeno como un subproducto.

Gracias a todo ello, la miel ha sido utilizada como un remedio medicinal por milenios y milenios. Y desde entonces, de la mano de tener un sabor delicioso y usarse para endulzar todo tipo de alimentos, la miel es usada para curar todo, desde rozaduras hasta cáncer. Las siguientes son algunos de los beneficios más conocidos de la miel, ya sea confirmados por la ciencia o pasados de generación en generación.

Versatilidad para diferentes problemas
La sábila (aloe vera) es una de las plantas más bondadosas para nuestra salud, ya que ayuda a combatir múltiples enfermedades y sumándole las bondades de la miel, uno de los productos que no caduca, obtenemos como resultado un remedio ancestral que utilizaban los aztecas y mayas, que sirve para lo siguiente:

Colitis
Gastritis
Úlcera
Reduce el crecimiento de los tumores cancerígenos
Artritis
Reduce inflamaciones, en especial del vientre
Estabiliza los niveles de azúcar, colesterol, trigliceridos, presión arterial
Ayuda a alcalinizar nuestro cuerpo
Previene cálculos renales
Nos protege del estrés
Ayuda a acelerar la curación de heridas de la piel
Regenera las células de nuestro cuerpo
Promueve el movimiento intestinal, terminando así con el estreñimiento

Vamos a Necesitar:
1/4 de miel de abeja pura
2 hojas de una penca de áloe vera (sábila)
2 limones verdes con todo y su cascara

Preparación:
A las hojas de la penca del áloe, hay que quitarles la cascara, lo de encima, que solo quede la pulpa o cristal, colocarla en la licuadora junto con los dos limones y la miel y licuar perfectamente. Colar y colocar en un frasco de vidrio el cual tendrá que estar en la nevera.

Modo de uso:
En la primera semana tomar una cucharadita por la mañana y al mediodía después de los alimentos.
En la segunda semana solo por las mañanas.
Descansar una semana y repetir si es necesario.
Este jarabe no tiene un sabor muy agradable, pero es preferible a padecer cualquiera de las enfermedades que ayudara a desaparecer, puede disolverse en un poco de agua o jugo si no le es muy tolerable.
Guardarse en un frasco de vidrio y en el refrigerador, tiene una caducidad de 1 mes.

loading...
loading...

Comentarios