Remedios naturales y soluciones para dejar roncar

Se estima que un 45% de las personas adultas roncan, al menos, ocasionalmente. Los ronquidos se producen cuando la lengua, la garganta superior, el paladar y la úvula vibran contra las amígdalas y los ganglios. La mayoría de los ronquidos son un signo de que la persona está sufriendo obesidad o sobrepeso. También suelen ser comunes por resfriados, alergias, beber mucho alcohol antes de dormir o fumar.

Independientemente de cuál sea la causa de los ronquidos, estos suelen ser muy molestos para quienes los tienen que soportar. De hecho, la mayoría de personas que sufren de ronquidos tienen una mala calidad de sueño debido a que este se ve interrumpido en varias oportunidades.

Aunque es difícil acabar con los ronquidos de un momento para otro, existen varias formas naturales de eliminar este problema. Si los ronquidos son muy recurrentes es importante consultar al médico, ya que podrían estar indicando que algo anda mal en el organismo.

Consejos para prevenir y combatir los ronquidos

Dormir hacia arriba hace que la lengua y el paladar caigan detrás de la garganta, bloqueando el conducto de aire y haciendo que la persona empiece a roncar. Si no eres capaz de adoptar una postura de lado al dormir, algunos trucos caseros, como poner una pelota de tenis en la parte de la espalda del pijama, pueden ser de mucha ayuda. La pelota generará incomodidad al ponerse boca arriba y esto te hará dormir de lado.

Utilizar almohadas extra: Prueba utilizando almohadas extra para que la cabeza quede más alta que el resto del cuerpo, de modo que el conducto de aire quede abierto y así evites roncar.

Bajar de peso: Si tienes sobrepeso u obesidad, es importante considerar todas las posibilidades para bajar de peso si en verdad quieres dejar de roncar. Estos dos problemas de salud disminuyen tu calidad de vida y son una causa principal de los ronquidos.

Dejar de fumar: El hábito de fumar irrita e inflama las vías respiratorias superiores, lo que hace que la persona ronque fuertemente. Evitar el cigarrillo es otra de esas buenas decisiones para dejar de roncar y mejorar la calidad de vida en general.

Evitar el consumo de alcohol antes de acostarse: el consumo excesivo de bebidas alcohólicas hasta 3 horas antes de acostarse hace que la lengua, las amígdalas y el cielo de la boca se relajen, provocando una vibración ruidosa cada vez que se respira mientras se duerme.
Efectivos remedios para dejar de roncar

Gárgaras con menta: Cuando los ronquidos se deben al resfriado o una alergia, un remedio efectivo es hacer gárgaras con menta antes de dormir. Para ello, se agrega una gota de aceite de menta en un vaso de agua fría y se hacen las gárgaras. No tragarse el agua. La otra opción consiste en preparar té de menta y hacer gárgaras con el líquido.

Té de ortiga: Si los ronquidos se deben a alergias o problemas respiratorios, es muy importante aspirar todo el cuarto y eliminar el polvo y la suciedad. También, bebe un té de ortiga poniendo una cucharadita de hojas secas de la planta en una taza de agua hirviendo. Cúbrelo y déjalo reposar por 5 minutos. La ortiga es considerada un antihistamínico natural.

Cebolla: Un clásico remedio para combatir los ronquidos consiste en partir una cebolla por la mitad, agregarle sal por encima y dejarla sobre un plato cerca de la cabecera de la cama.

Sal y bicarbonato: Este remedio contribuye a destapar la nariz y las vías respiratorias cuando se quiere dejar de roncar. Para ello, debes mezclar una taza de agua con media cucharada de sal a temperatura ambiente y agregar una pizca de bicarbonato de sodio. Este líquido se aplica con un inhalador o una pera de goma en las fosas nasales y se realiza un lavado.

Aceite de oliva y ruda: Para preparar este remedio natural debes poner 50 gramos de ruda en un frasco hermético y cubrirlo con aceite de oliva. Se deja reposar la mezcla en un lugar oscuro durante dos semanas y, pasado este tiempo, se aplica en el puente de la nariz, el cuello y la nuca antes de dormir.

Hacer ejercicio: Además de contribuir a perder peso, el ejercicio es clave para disminuir los ronquidos. Empieza a hacer, por lo menos, 30 minutos de ejercicio al día y en poco tiempo empezarás a notar los cambios.

Comentarios